Las primeras operaciones que realizamos con empresas que nos prestan algún servicio de otro país de Europa, como Francia, Inglaterra, Irlanda, Alemania, Portugal, etc. son conflictivas. 

La primera vez, como somos autónomos, ellos se piensan que somos un particular, es decir, que no les compramos para una actividad económica. Cuando nos tratan como particular, aplican su IVA. Su IVA a veces coincide con el 21% Español, y a veces no.

Esto no es correcto y tenemos que informarle. Pueden pasar varios casos

1). No estás dado de alta en el registro de operadores intracomunitarios ROI:

Revisa con el botón de gastos deducibles del asesor virtual el concepto "Factura Europea" para saber si estás obligado a darte de alta en este registro, realmente te tiene que aplicar su IVA. El asesor virtual te dirá cómo contabilizarla. Si te tienes que dar de alta en el ROI, aquí te lo explicamos.
Si no te tienes que dar de alta, aquí te explico cómo contabilizar esta factura.

2). Estás dado de alta en el ROI. 

Deberás decírselo a tu proveedor para que modifique la factura y no te aplique IVA y así pagarle menos, porque ese IVA no lo podrás recuperar como IVA.

¿Encontró su respuesta?