Las DIFERENCIAS entre el Modelo 130 y el IRPF que se aplica en las facturas de venta son:

  • Modelo 130 es un pago a cuenta del IRPF o Declaración de la Renta que supone pagarle a Hacienda cada trimestre un 20% del beneficio de tu actividad. Es decir, se aplica sobre la diferencia de los ingresos y los gastos que vas registrando en tu contabilidad a lo largo de todo el año. Aquí puedes ver como se calcula
  • El IRPF que aplicas a tus facturas de venta también es un pago a cuenta del IRPF pero diferente. Su % puede ser un 7% o un 15% y se aplica directamente sobre el precio de los productos que vendes o los servicios que prestas.
  • Si todas tus facturas de venta llevan IRPF NO tienes que presentar el Modelo 130. Para saber cuando tus facturas de venta deben llevar IRPF aquí te lo explico
  • Si no aplicas IRPF en todas tus facturas de venta o sólo en algunos casos tienes que presentar el Modelo 130. Aquí te lo explico con más detalle
  • Si tienes una actividad que está clasificada en Hacienda como "empresarial" tendrás que presentar obligatoriamente el Modelo 130. Sabrás si lo estás mirando el Modelo 037 o 036 que presentaste en Hacienda cuando te diste de alta. Tu actividad es empresarial si está identificada con el código de actividad "A03 resto empresarial"
  • Si tienes una actividad que está clasificada en Hacienda como "empresarial" no debes aplicar IRPF a tus facturas de venta. 

¿Encontró su respuesta?