Cuando le prestamos un servicio (no hablo de enviar una mercancía) a un particular que no es Español (es decir, no actúa como empresario o profesional, la factura que le emitamos deberá llevar IVA español y aparecerá en nuestro Modelo 303 como una venta más. 

Es decir, introducimos en Tus Ingresos, una nueva factura con tipo de cliente Particular Español, y tipo de IVA 21%.

Sin embargo, hay algunas excepciones a esta regla en las que no llevará IVA la factura. Son los agrupados dentro de la categoría de Servicios prestados por vía electrónica:

a) El suministro y alojamiento de sitios informáticos

b) El mantenimiento a distancia de programas y de equipos

c) El suministro de programas y su actualización

d) El suministro de imágenes, texto, información y la puesta a disposición de bases de datos

e) El suministro de música, películas, juegos, incluidos los de azar o de dinero, y de emisiones y manifestaciones políticas, culturales, artísticas, deportivas, científicas o de ocio

f) El suministro de enseñanza a distancia

En estos casos, es el autónomo que ofrece el servicio quien  paga  el IVA de esa operación.

Como esta operación se considera que tributa en el país donde está ubicado el destinatario del servicio, pues tendrá que pagar el IVA correspondiente al país del destinatario. 

Si estás en uno de estos casos, consulta con uno de nuestros asesores porque es un caso especial.

¿Encontró su respuesta?