La nueva ley de autónomos de 2018 ha complicado un poco la contabilización de las facturas de gastos vinculadas a tu vivienda (no estamos hablando de locales comerciales, si no de donde vives).

Cuando tu despacho o lugar de trabajo está en tu casa, te puedes deducir muchos gastos, pero muchos son controvertidos. Revísalos siempre con el botón de GASTOS DEDUCIBLES, pero cuando el asesor virtual te diga que son deducibles, pueden pasar 2 cosas:

  1. Gastos vinculados con los suministros (luz, agua, teléfono, gas), se deducen en un 30% sobre el % que ocupa tu despacho respecto del total de metros que tiene tu casa. Te pongo un Ejemplo, si tu despacho ocupa 10metros de un total de 100metros de tu piso y tienes una factura de luz, te deducirías un 30% de 100/10, es decir, un 30% sobre un 10%, o lo que es lo mismo, te podrás deducir un 3% del importe de las facturas de agua, luz, teléfono, gas etc...
  2. Gastos que no son suministros (IBI, Alquiler, comunidad de propietarios, etc.): directamente te deduces (si el asesor virtual te dice que puedes) el % que ocupa tu despacho. Ejemplo, pagas 1.000€ de IBI y tu despacho ocupa el 10%, te deduces el 10% (100€)
¿Encontró su respuesta?