Cuando cotizas como autónomo a la Seguridad Social una parte de la cuota que pagas corresponde a las contingencias por formación profesional. En concreto supone un 0,10% de tu cuota.

El objetivo de esta cobertura es que el trabajador autónomo pueda acceder a una formación bonificada para mejorar su cualificación profesional en el desempeño de su actividad.

El tipo de cotización es del 0,10% de la base de cotización y permite acceder a la formación bonificada a través de los créditos de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE).

¿Encontró su respuesta?