Nos ha pasado a todo. ¿Quien no tiene algún moroso? Con la crisis de 2018 se disparó el retraso en los cobros y los impagados. 

Aunque el gobierno creo un nuevo tipo de modalidad de régimen para presentar los impuestos, el conocido como régimen del criterio de caja que permite pagar los impuestos cuando los cobras, no cuando emites la factura.  Casi nadie lo usa porque obliga a tus proveedores y clientes, a que hagan una contabilidad especial, y es un fastidio.

Por lo tanto, nuestros consejos si no cobras de un cliente:

  • Evita hacer facturas de importe elevado a final de trimestre. Ejemplo, si vas a facturas 5000€ el 20 de Junio, hazte el longui y emítela el 1 de Julio para no tener que pagar su IVA hasta el 20 de Octubre. Si la haces en Junio, pagarás el IVA en Julio.
  • Pide un aplazamiento de IVA. Cuando estás en el proceso de Tus Impuestos, en la pantalla de resultados, puedes elegir aplazar el IVA. Es un proceso sencillo que te permite fraccionar el pago. Si el importe de IVA no supera los 30.000€, Hacienda es benevolente y seguramente te aceptará el fraccionamiento. Sigue las instrucciones de Declarando.

Hay una práctica habitual, que puedes hacer pero no la recomendamos porque es ilegal, pero tú mismo. Puedes emitir una factura en signo negativo (lo que se conoce como abono o factura rectificativa), para que compense la factura que no te han pagado.

Si el moroso se confirma, y nunca vas a cobrarlo, existe un procedimiento de reclamación de IVA. Para llevarlo a cabo te recomendamos que contrates nuestro servicio superior.

¿Encontró su respuesta?