Como regla general, si quieres trabajar por tu cuenta tienes que darte de alta como autónomo tanto en Hacienda como en Seguridad Social.

  • Para realizar tu alta en Hacienda necesitarás cumplimentar y presentar un Modelo 036 o un Modelo 037.

  • Para darte de alta en la Seguridad Social cumplimentarás el formulario TA-0521 para cotizar por el régimen especial de los trabajadores autónomo (RETA)

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos se encuentra regulado en el Decreto 2530/1970, de 20 de agosto. En el artículo 2 establece quién se considera a efectos de la ley trabajador por cuenta propia o autónomo.

Se considera que se trabaja por cuenta propia, es decir, se es autónomo, cuando se realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, es decir, obteniendo ingresos, sin estar sometido a un contrato de trabajo y aunque se utilice el servicio remunerado de otras personas.

Se presume que se está trabajando por cuenta propia cuando la actividad se realiza en un establecimiento abierto al público.

IMPORTANTE: Se puede estar dado de alta en el RETA aunque se esté cotizando en la Seguridad Social por el régimen general al estar contratado y trabajando para una empresa u otro autónomo. Es decir, recibiendo un ingreso por nómina. Si te interesa puedes leer este otro artículo donde te explicamos cuando se está en pluriactividad.

No obstante, hay jurisprudencia que admite que un trabajador por cuenta propia pueda no estar dado de alta en Seguridad Social desde el mismo inicio de la realización de su actividad. El punto de partida de esta afirmación hay que situarlo en la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 29 de octubre de 1997

Esta sentencia viene a establecer una serie de requisitos que de cumplirse podrían evitar que un trabajador por cuenta propia tuviese la obligación de darse de alta en la Seguridad Social en el mismo momento de iniciar su actividad. Los requisitos son:

  • No superar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Para el 2021 está en 13.300€ anuales

  • La actividad no se realiza de forma habitual. Esto es, se entiende que se realiza una actividad de forma habitual cuando se desarrolla no esporádicamente sino con una cierta frecuencia o continuidad. Por ejemplo, no todos los meses se realiza la actividad.

  • No dedicas mucho tiempo a realizarla. Por ejemplo, no trabajar una jornada laboral de 8h, 5 días a la semana.

  • No tener local comercial desde donde realizar la actividad.

  • Desde el momento en el que la actividad empiece a ser recurrente y por tanto perdurable en el tiempo se estará obligado a estar dado de alta en el RETA

Cumpliendo los requisitos anteriores la Seguridad Social puede interpretar que la actividad que vas a realizar como autónomo es marginal, y por tanto no te obligará a darte de alta como autónomo

IMPORTANTE: En algún momento Seguridad Social puede cambiar de opinión por lo que nuestro consejo es que si quieres acogerte a esta opción que tengas muy claras las consecuencias. Si Seguridad Social no te admite que tu actividad es marginal te podrá sancionar por no haber pagado tu cuota de autónomo desde el inicio de tu actividad.

Para evitar esta situación de incertidumbre lo mejor es que contactes con tu oficina de Seguridad Social para que te informe mejor si puedes optar por esta opción. Desde este enlace puedes encontrar la tuya.

¿Encontró su respuesta?