Este desconocido régimen de PRORRATA, complica la vida a los autónomos de una manera considerable. 

Cuando tienes una actividad exenta de IVA, por ejemplo, relacionada con educación o sanidad, pero también tienes otra actividad, que sí aplica IVA, sea el 21%, el 10% o el 4%, tachán! Prorrata.

¿En qué consiste? Pues Hacienda deja de permitirte que te en tus gastos te deduzcas todo el IVA. Dice, como no estás cobrando IVA en algunas de tus facturas de tu actividad exenta, no te voy a dejarte deducir el IVA de todos tus gastos, porque no sería justo para mí. Sólo te podrás deducir, la parte proporcional de tus ingresos que van con IVA.

Ejemplo: vendo 500€ de cosas con IVA, y 500€ de cosas sin. Por lo tanto sólo me podré deducir el 50% del IVA que compro. Si he acumulado 1000€ de IVA soportado, sólo me deduciré 500€

Todo esto  en Declarando se calcula automáticamente, no te preocupes, porque se puede llegar a complicar de manera interesante. El modelo 303 también se calcula diferente, y a final de año se hace un ajuste para regularizar ese 50% del ejemplo, comparando lo que hiciste con el año anterior. En resumen, un lío!

¿Encontró su respuesta?