Una nomina es un gasto deducible 100%. Se contabiliza en Declarando como GASTO SIN FACTURA seleccionando luego que es tipo OTROS.
El importe a contabilizar es el total del coste del trabajador, es decir, el salario bruto más la cotización a la seguridad social. El documento de la nómina suele tener este desglose, si no lo incluye, hay que solicitarlo al gestor que realiza la nómina.

EJEMPLO: un trabajador cobra 1000€ de salario bruto, que tras la retención de IRPF y los varios conceptos a cargo de la seguridad, supone un ingreso neto en su banco de 900€. Por otro lado, la empresa al final de mes, realiza un ingreso en concepto de Seguridad Social a cargo del trabajador, de 300€ (se liquida mediante el documento de Relación de liquidación de cotizaciones (RLC)).
En este caso, deberías contabilizar 1300€ como Gasto Sin factura. 

¿Encontró su respuesta?