El Modelo 115 es un formulario que tienes que presentar cada trimestre a Hacienda para:

  1. Informar del importe que pagas por el alquiler de tu local de negocios.
  2. Informar de la cantidad que le has retenido al propietario de dicho local debido al alquiler, es decir, de la cuota de IRPF que no le has pagado por aparecer restada de la factura o recibo del alquiler.
  3. Ingresarle a Hacienda la cantidad anterior (cuota IRPF o retención por alquiler)

Esa cuota de IRPF o retención por alquiler se calcula aplicando un % sobre el precio del alquiler. Ese % para 2017 es un 19%.

Ejemplo:

Eres un arquitecto que para realizar su trabajo ha alquilado una planta baja muy luminosa y moderna por la que paga 500€ al mes. El dueño de esta planta baja cada mes te envía una factura o recibo con los datos siguientes:

  • Base Imponible = 500€
  • 21% IVA = 105€
  • 19% IRPF = -95€
  • Total a pagar = 510€

Por tanto, tu tienes que pagarle al dueño del local 510€ cada mes por el alquiler, en cambio, cuando vayas a presentar el Modelo 115, a parte de informar de que al trimestre pagas por el alquiler 1.500€ (500 * 3meses), tienes la obligación de indicar e ingresar a su favor la cuota de IRPF restada en las facturas o recibos, es decir 285€ (95*3meses).

¿Quiénes tienen que presentar el Modelo 115?

Sólo tendrás la obligación de presentar trimestralmente el Modelo 115 si eres un autónomo que desarrolla una actividad económica, y que pagas alquiler de la oficina, local, taller, almacén o del inmueble que utilizas para llevarla a cabo. 

No se presenta el modelo 115 por pagar un alquiler de vivienda personal. 

Otra excepción es que si el importe que le pagas al dueño no supera los 900€ al año, él no tiene que indicarte en la factura o recibo ese 19% de cuota de IRPF, y tu te olvidas de presentar el Modelo 115 al no existir ninguna cantidad que ingresarle a Hacienda.

¿Encontró su respuesta?