El modelo 115 es un modelo que se presenta trimestralmente a Hacienda para informar del precio que pagas por el alquiler de tu oficina y para ingresar la cuota de IRPF que retiene el propietario derivada del alquiler.

Sólo es para viviendas que no sean tu vivienda habitual. Es decir, si vives en un piso alquilado, eso no te obligará a presentar el modelo 115. El modelo 115 está pensado para cuando alquilas una oficina o local. El dueño de la misma, te deberá emitir facturas por alquiler, y éstas incluirán una retención de IRPF que no deberás pagarle al dueño, si no a Hacienda, una vez al trimestre mediante el modelo 115.

Finalmente, el modelo 115 tiene su hermanito resumen anual, es decir, la declaración informativa del modelo 180, que presentarás una vez al año. No pagarás nada con este modelo resumen, sólo sirve para ampliar información a Hacienda.

¿Encontró su respuesta?