Recordemos que la amortización no es otra cosa si no la manera en la que reflejamos en nuestra contabilidad el gasto del bien de inversión. Como los bienes de inversión, duran más de un año, no se puede contabilizar el gasto por el 100% en el momento de la compra como hacemos con los otros gastos. 

Te pongo un ejemplo para dejarlo más claro. Si compro un coche que vale 10.000€, ese coche es un bien de inversión (aquí te recuerdo cómo determinar si es o no inversión). Como el coche me durará varios años, el gasto de esos 10.000€ lo tengo que fraccionar en varios años. Hacienda es quien regula cuantos. Aquí puedes ver las tablas que lo regulan. Un coche es un elemento de transporte, por lo que el coeficiente amortizable máximo es el 16%. Te recomiendo que utilices siempre este coeficiente, no el periodo máximo, porque así te deducirás más rápido el gasto y eso es beneficioso para pagar menos. Si aplicamos un 16% a los 10.000€, significa que cada año debemos amortizar 1.600€.

Para contabilizar la amortización con Declarando, entras en Gastos Sin Factura, y cada año contabilizas 1.600€ hasta alcanzar los 10.000. Es decir, 1600 + 1600 + 1600 + 1600 + 1600 + 1600 + 400€.

Otras cosas a tener en cuenta:

  1. También puedes contabilizar el gasto de forma trimestral para pagar menos en el modelo 130 si haces este modelo. Es decir, en vez de 1600€ al año 400€ cada trimestre. 
  2. El primer año cuando te compras el bien, debes calcular la parte proporcional. Si te compras el coche el 1 de Julio de 2017, en 2017 sólo podrás contabilizar 800€ de amortización, luego los siguientes años 1.600, hasta el último que será la parte proporcional para llegar a los 10.000.
  3. El número de recibo de la amortización, es un número que anotas para identificar qué estás amortizando. Por ejemplo, SEATLEON1T2017
¿Encontró su respuesta?