Es una duda que nos asalta a menudo. Me he comprado el ordenador antes de darme de alta en hacienda, ¿me lo puedo deducir?, o he acondicionado mi despacho con mobiliario antes de darme de alta, ¿lo contabilizo?

Las inversiones y gastos en la reforma y adecuación de un local comercial, nave u oficina, que son necesarias para el funcionamiento del negocio, las inversiones y gastos en el desarrollo de un negocio online o los gastos en estudios de mercado o planes de negocio son algunos ejemplos habituales en esta situación.

Antes de analizar si es deducible o no, hay una condición básica, necesitas una factura del gasto y que esté a tu nombre. 

El criterio que aplica Hacienda a estos gastos es claro: sólo se pueden desgravar aquellos gastos asociados a la actividad por lo que si la fecha es anterior, debe ser necesario para arrancar la actividad y no haber dudas. Es decir, si reformas un local para montarte una tienda, no habrá dudas, pero si quieres deducirte un tíquet de gasolina que dices que fue para ir a ver a un posible cliente, seguramente Hacienda no lo admitirá.

A la hora de contabilizar estos gastos, se deberán introducir con la fecha del día que te diste de alta de la actividad en Hacienda.

Como en todo en la vida, Hacienda luego podría llegar a discutirte si es deducible o no el gasto, no hay nada seguro. Si es tu caso, para eso tenemos a nuestro equipo de abogados fiscalistas :)
 

¿Encontró su respuesta?