Puedes suspender el cobro del paro y volver a reactivarlo si la aventura de autónomo no sale bien. Para reactivar la prestación, tienes hasta 5 años. También existe la opción de cobrar el 50% de la prestación y compatibilizarlo con tu trabajo como autónomo. 

Por ejemplo: un arquitecto trabaja para una firma, hacen un recorte en la plantilla y lo despiden. Como cumple con todos los requisitos para pedir la ayuda a desempleados, le tocan 2 años de paro. A los 2 meses, un cliente quiere contratarlo y él decide darse de alta de autónomo por Internet para empezar a trabajar de inmediato.

En este caso, tiene 3 posibilidades:

  1. Pedir la capitalización del paro: esto es algo que puede hacer antes de presentar el modelo de alta de autónomo y le permite cobrar todo lo que le queda pendiente para arrancar su propia firma de arquitectura. 
  2. Suspender el pago del paro y darse de alta de autónomo: En este caso el arquitecto tiene hasta 5 años para ver si el negocio le resulta rentable y si decide que no, simplemente puede reactivarla y acabar de cobrar los meses de paro que le restaban.
  3. Suspender el pago del paro y no darse de alta de autónomo: si no tiene muy claro que después de este primer cliente tenga continuidad seguridad social permite en ciertas circunstancias no pagar la cuota de autónomo, si los ingresos que vas a tener, no superar el salario mínimo mensual y tienen una clara recurrencia. 

De todos modos, siempre recomendamos que consultes con tu oficina del INEM más cercana para resolver este tipo de dudas ya que en Declarando no somos especialistas en cuestiones laborales y de seguridad social.

¿Encontró su respuesta?