Es super habitual pedir un préstamo para comprar un coche, una moto, o cualquier cosa para el trabajo.

Si compramos un coche por ejemplo, en esta situación hay que diferenciar la factura del coche del préstamo para pagarlo. Son 2 cosas independientes.

La factura de coche se contabiliza como cualquier otra factura (marcando que es una Inversión), y deduciéndote el % que te haya dicho el asesor virtual (en algunos casos es el 100%, el 50% o el 0%).

El préstamo, generará una cuota todos los meses. Esa cuota se compone de capital, e intereses. El capital no es deducible y por lo tanto, no se contabiliza

Me explico, si te dan 10.000€ de préstamo, ¿verdad que no los contabilizas como un ingreso?, pues cuando los devuelves pasa lo mismo. Ni el dinero que te entra en la cuenta se añade como ingreso, ni el que sale para devolver el capital, como gasto.

Sólo se deben contabilizar los intereses, como Gasto Sin Factura y como tipo de gasto "Otros".

Dicho esto, si el coche sólo te lo puedes deducir el 50%, los intereses igual, contabilizarás sólo el 50% de los mismos, que pagues en cada cuota.

Si el banco no te pasa el desglose de capital e intereses, lo tendrás que pedir, porque es la única manera de saber qué parte es capital y qué parte interés. 

Otros gastos que se pueden deducir, son todos los relacionados con el préstamo cuando lo firmas: notario, comisión de apertura, etc. 

Si tienes factura, los contabilizarás como Gasto con Factura y si no tienes (como el caso de la comisión de apertura), como Gastos Sin Factura tipo Otros.

Y como antes, al mismo porcentaje que te haya dicho el asesor virtual sobre el coche.

¿Encontró su respuesta?